Sinaltrainal

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Lunes, Sep 01st

Last update08:52:04 AM

Campañas Nuestras Propuestas Sistema Nacional Agroalimentario Circuitos Alternativos Agroalimentarios

Circuitos Alternativos Agroalimentarios

PROYECTO AGROALIMENTARIO
CIRCUITOS ALTERNATIVOS AGROALIMENTARIOS

SINALTRAINAL- CELES
1.    Introducción

Los Circuitos Alternativos Agroalimentarios -CAA- se inscriben dentro de las propuestas de materialización del proyecto agroalimentario y de construcción de un Modelo de Desarrollo Democrático -MDD- para el país.

Entre los objetivos más generales de los CAA encontramos:

•    Confrontar, en el campo socio-económico al modelo neoliberal, rompiendo su espiral de acumulación ampliada, al tiempo que construimos la base económica del nuevo modelo de desarrollo. Se trata de organizar un sector importante de la economía desde la perspectiva de los sectores populares, demostrando que es posible superar las trabas que intrínsecamente coloca el capitalismo al desarrollo de la humanidad y construyendo alternativas materiales a los problemas que sufren diariamente amplios sectores sociales. En este caso se trata de solucionar el problema del acceso a la alimentación y de garantizar la existencia de los pequeños y medianos productores agrarios e industriales.
    
•    En el corto y mediano plazo los CAA buscan desarrollar las fuerzas productivas mediante el impulso de nuevos procesos productivos, financieros, tecnológicos y de comercialización cuyos excedentes se deben colocar al servicio de nuevos proyectos y de las actividades de otras áreas de trabajo, a la par de brindar bienestar a los asociados y a sus familias. Un circuito debe permitir desplegar muchos proyectos simultáneos en todas las áreas de un proyecto integral de trabajo. Por ejemplo debe permitirnos construir tecnología alternativa, formar nuevos dirigentes, ampliar la base social, etc.
    
•    En el orden social los CAA permiten construir, en la práctica, la alianza obrera, campesina y popular a partir de una dinámica socioeconómica transformadora. Facilita así mismo generar consenso alrededor de nuestras propuestas y potenciar las múltiples capacidades que los diferentes sectores sociales han venido acumulando en largos años de luchas.

1?    Problemas centrales que apuntan a resolver los CAA:

La materialización de los CAA buscan resolver los problemas centrales de la actividad económica, política y social que el capitalismo ha producido en el Sistema Nacional Agroalimentario y en los grupos sociales que se encuentran a su interior. Lógicamente tiene una mayor relación con los problemas económicos pero ya sabemos que sin un trabajo y construcción integral los problemas no pueden ser resueltos. Miremos brevemente los problemas que apuntamos a resolver:

•    Tecnológico. Nuestro esfuerzo central debe estar dirigido a romper con la dependencia tecnológica existente. Para ello es necesario hacer un diseño de modelo tecnológico propio que tenga en cuenta los recursos concretos a los cuales tenemos acceso, recuperar el saber popular y proyectarlo desde el saber científico, realizar aplicaciones concretas de tecnología alternativa y ganar para la construcción del MDD a un buen número de científicos y técnicos. Preocupaciones importantes dentro de este que hacer deben ser:
    el problema de la energía alternativa aplicada a procesos productivos agroalimentarios
    técnicas apropiadas de siembra, control de plagas, abonos y alimentación animal,
    procesamiento y conservación de alimentos,
    mejoramiento genético
    disposición de residuos y reciclaje.
    
•    Financiero. Necesariamente debemos construir una base de capital que pueda fluir hacia la diferentes actividades de los CAA. La cooperativa Unica debe ponerse en función de esta tarea, realizando una acertada combinación de eficacia financiera con unos claros objetivos sociales. La construcción de unos fondos de destinación especifica (proyectos productivos, investigación, educación, etc.) debe hacerse desde ya.
    
•    Precios. Este problema será resuelto como consecuencia de que los CAA operen. Por un lado, se trata de garantizar precios justos a los productores y por otro lado precios accesibles a los consumidores. Al centro del problema viene la gestión de mercadeo y comercialización de los CAA que además deben garantizar excedentes para seguir trabajando. Es importante tener en cuenta el desarrollar proyectos de transporte ya que sin ellos el mercadeo seguirá siendo dependiente.
    
•    Dependencia alimentaria. Problema que se resuelve a través de la recuperación y ampliación de los procesos productivos, como de la investigación y desarrollo tecnológico agroalimentario. Debemos concentrarnos en los productos estratégico (carnes, lácteos, cereales y grasas) sin descuidar los otros (frutas, verduras, hortalizas, aromáticas). En este contexto hay que preveer desde ya un enfrentamiento con las transnacionales y monopolios nacionales que dominan el sector a los cuales el proyecto estaría afectando directamente. De este enfrentamiento podemos salir airosos solamente si logramos organizar una amplia capa de consumidores que de manera conciente siga vinculada al circuito.
        
•    Monopolio. Con la articulación de procesos productivos, de comercialización y de servicios complementarios alternativos se puede romper el círculo monopólico agroalimentario, recuperar la pequeña producción agraria y sentar las bases de una nueva producción industrial de alimentos cuyo objetivo este dirigido a garantizar la nutrición de toda la población.
    
    3. Componentes del circuito:
    
    Los CAA articulan tres componentes básicos:
•    La producción de alimentos
•    La comercialización de alimentos
•    Los servicios para realizar los dos procesos anteriores. Especialmente encontramos los servicios financieros, de transporte y los técnico-tecnológicos.

En la producción encontramos:

La producción campesina, la cual se realiza con métodos generalmente artesanales, sin acceso a masas importantes de capital de trabajo, sin apoyo técnico  y en pequeñas cantidades por cada productor generalmente individual o familiar. Donde existe organización campesina encontramos en algunos casos producción colectiva, elevándose en algo la productividad pero con el obstáculo del mercadeo. A pesar de ello podemos decir que desde la relación con las organizaciones campesinas podríamos tener acceso a la producción de plátano, yuca, maíz, frijol en diferentes puntos del territorio nacional. El modelo y su política de guerra ha arrasado con una gran masa de productores campesinos los cuales son desplazados a la ciudad y los CAA buscan por un lado recuperar la producción campesina y por otro debe pensar en como vincula a los campesinos desplazados a procesos de comercialización.

Mediante iniciativas de organizaciones sociales se desarrolla también la producción (transformación) artesanal alimentaria, especialmente en centros urbanos, en donde se elaboran dulces y derivados del maíz, la leche y el trigo.

Un estado más avanzado lo representa la producción cooperativa o asociativa de carácter semindustrial, donde el ejemplo más desarrollado lo encontramos en los trapiches del Valle y de Arauca en donde producen panela, melaza y mieles. De igual forma podríamos ubicar aquí las experiencias de producción de pollo, peces y carnes de la granja El Trébol. Sabemos que existen proyecto productivos de este carácter en varias partes del país y la tarea consiste en articularlos al Circuito regional y luego nacional.

En el campo industrial y agroindustrial aún no tenemos experiencias consolidadas, aunque sabemos que en algunas regiones se viene avanzando.

En el ámbito de la comercialización encontramos variadas experiencias de  tiendas y cooperativas. Las primeras las encontramos generalmente en barrios populares pero con un bajo impacto social y poca permanencia en el tiempo ya que son absorbidas y/o destruidas por comercializadores monopólicos o por la lógica del mercado capitalista perdiendose su noción social . En cuanto a las segundas podemos decir que cumplen un papel más importante siempre y cuando estén ligadas a proyectos sociales y de producción y transporte. Una oportunidad importante  esta en la relación con los trabajadores de las Cajas de Compensación las cuales entre sus servicios está el mercadeo; habría que evaluar esa posibilidad o de los contrario aprestarnos a emprender procesos autónomos de comercialización y mercadeo en diferentes magnitudes: desde mercados familiares ocasionales hasta redes de supermercados.

En cuanto a los servicios existen algunas experiencias de transporte cooperativo pero en el proyecto que nos estamos proponiendo debe tener lugar preponderante ya que es la garantía de una buena parte del éxito del mismo.

Finalmente es urgente la relación con los trabajadores de las instituciones de investigación y ciencias del agro, con universidades y con técnicos de áreas afines con los cuales debemos perfilar la construcción de equipos cientificos del proyecto encargados, de levantar alternativas al los problemas que vayamos encontrando.

4. Conducción nacional y centralización de circuitos locales y regionales

Se construirá un equipo nacional de economía social el cual debe  empezar por hacer un diagnóstico de los proyectos que tenemos y los que desarrollan organizaciones sociales hermanas. Para ello se elaboró una hoja de vida de cada proyecto en donde se recoge entre otras cosas información sobre tipo de proyecto, inversión realizada, tipo de propiedad, etc. Estas hojas de proyecto permitirán diseñar de mejor forma los CAA regionales.

Operativamente podríamos agrupar las regiones para pensar los CAA iniciales de la siguiente forma:

1?    Centro del Valle y Viejo Caldas;
2?    Tolima, Huila, Cundinamarca,
3?    Bogotá, Boyacá, Arauca;
4?    Barrancabermeja, Sur de Bolívar, Bucaramanga,
5?    Cúcuta, Catatumbo.

El diagnóstico permitirá tener un banco de proyectos que puede ser alimentado permanentemente a partir de las iniciativas que vengan desarrollando otras organizaciones sociales o nosotros mismos. Esta información debe ser sistematizada en una base de datos.

Posteriormente se deberá hacer una evaluación de cada proyecto. La evaluación de los proyectos debe contemplar:
a) Viabilidad Financiera
b) Viabilidad Social-Económica
c) Viabilidad Administrativa

La evaluación de cada proyecto y regional nos debe permitir hacer un diseño adecuado del CAA correspondiente y tomar correctivos o acciones de fortalecimiento (económica, financiera, ideológica, tecnológica y organizativa) de cada uno de los proyectos. Es posible que antes de integrar un proyecto a un CAA sea necesario recomponer algunas partes del mismo. La construcción de los CAA no es una tarea coyuntural sino una acción en el mediano plazo y largo plazo que iniciamos hoy.
 
SINALTRAINAL - CELES