SINALTRAINAL

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Jue04192018

Last updateDom, 15 Abr 2018 6am

Juan Manuel Santos en campaña prometió que durante su gobierno no subiría los impuestos

Juan Manuel Santos en campaña prometió que durante su gobierno no subiría los impuestosEl 25 de mayo de 2010, antes de la primera ronda electoral a la presidencia, Juan Manuel  Santos, en calidad de candidato del partido de la U, en el debate organizado por CityTv y W Radio dijo: "No se debe aumentar el IVA ni el impuesto a la renta, las reformas tributarias generan inestabilidad jurídica” y luego de ganar la primera vuelta electoral, en el foro sobre gestión pública del 2 de junio de 2010 dijo: "Le puedo firmar sobre piedra o sobre mármol, si es necesario, que! no voy a incrementar las tarifas de los impuestos durante mi Gobierno”.

El 26 de mayo de 2016, el mismo Santos en su cuenta de Twitter escribió: "No se debe aumentar el IVA ni el impuesto a la Renta, las reformas tributarias generan inestabilidad jurídica”, “Recuerde que el aumento del IVA retiene la capacidad de compra y disminuye la dinámica comercial"

Juan Manuel Santos en su momento rechazó el 4 por 1000 y dijo: "un impuesto absolutamente antitécnico”, y explicó por qué en Colombia no era necesaria una reforma tributaria: "El mercado dice que es perfectamente factible que Colombia siga creciendo sin aumentar los impuestos”, y en cambio “mejorar los sistemas de recaudo, sin tocar las tarifas”.

Ya siendo presidente Juan Manuel Santos, como ocurre con todos los mandatarios, caso Rodolfo Hernández alcalde Bucaramanga, no cumplió y el 21 de diciembre del 2012, impuso una reforma tributaria que fue aprobada por el Congreso, usando el slogan de equidad y empleo, nos castigó con nuevos impuestos, como el Imán, el Imás o el Cree, incrementó el impuesto para hoteles y restaurantes, los asalariados que devengaran más de 3,7 millones fueron obligados a declarar renta. 

 El 23 de diciembre de 2014, luego de ser reelegido, Santos sancionó la segunda reforma tributaria y la Corte Constitucional la avaló, llamado a revisar sus políticas fiscales para evitar excesos tributarios y aliviar los pagos de los contribuyentes, con el mensaje de reflexión frente a la austeridad y racionalidad del gasto público y en particular al impacto tributario en nuestro país.  

El 20 de junio del 2016, Santos dijo al país que con la firma del acuerdo definitivo con las FARC no se subirán los impuestos para financiar los proyectos para el posconflicto, pero advirtió que si no se firmaba la paz y no se refrendaba en las urnas, habría un aumento en los impuestos para poder financiar la guerra y aún con la crisis política desatada el 2 de octubre de 2016, por el triunfo del No a la refrendación del acuerdo de finalización del conflicto armado para construir una paz estable y duradera firmado con las FARC-EP, Santo! s siguió camino a su tercer reforma tributaria, ya fue aprobada por el Congreso  y sancionada por Santos  como ley 1819 del de diciembre de 2016,  que rige desde el 1 de enero de 2017.

Con la ley 1819 de diciembre de 2016, nos robaran 12 billones que pagaremos en aumento del IVA del 16 al 19% que representará más de 7,5 billones de pesos y con el 4 por mil más de 4,5 billones de pesos, los grandes beneficiados fueron los multimillonarios que no pagarán impuestos y no serán castigados por evadir y legalizaron el lavado del dinero que envían a los paraísos fiscales, según fue denunciado por el propio Fiscal General de la Nación, al advertir que si no dejaban que la propuesta aprobada en la Cámara de Representantes, para que fuera desde 177 millones y no desde los cinco mil millones de pesos de evasión, mientras el mediano y pequeño comerciante será multado y sancionado, se reduce en 2 billones de pesos el pago de renta a las grandes empresas y se baja el impuesto por renta e IVA a las multinacional les que se benefician de los hidrocarburos, entre otros.

En medio de éste debate tributario y político, es indignante observar a los mismos que están causando el daño al pueblo, haciendo protagonismo para quedar como los buenos, buscando   favorecerse electoralmente con el voto, por un lado se muestran ante la gente como opositores a la reforma tributaria, caso el bloque del Uribismo y en los debates de la reforma, formularon muchas de las propuestas que fueron aprobadas y son los mismos que en gobiernos anteriores nos han subido el IVA, quitaron derechos laborales, jodieron la salud del pueblo, eliminaron los impuestos para permitir a las multinacionales sacar sus utilidades del país, crearon el acuerdo de estabilidad jurídica para favorecer a los más ricos; otros presionaron para bajar el impuesto a la! s toallas higiénicas y las bicicletas, pero apoyaron la reforma en otros temas como el incremento del IVA y por ejemplo le negaron a los pensionados bajar el aporte a salud del 12 al 4%, otra muestra de protagonismo o forma de llamar la atención del pueblo inconforme, independientemente de que sea válido, pero que busca simpatías electorales, al Ministro de Hacienda le entregaron una placa de mármol grabada, recordándole a Santos lo prometido en campaña de no subir los impuestos, pero simultáneamente ese mismo Partido Político, no perdió la oportunidad para con el alto protagonismo hecho en los debates de la reforma tributaria, oportunistamente o no, aprovecharon la angustia de la gente para hacer pública su postulación de la precandidata la presidencia de Colombia.

Para completar, durante los meses que se estaba dando trámite a la aprobación de la reforma tributaria, desde muchos sectores se convocó a movilizarnos para poner la presión suficiente y evitar que aprobaran más impuestos y la verdad no salió mucha gente. Ahora se está convocando para el 3 de enero a un cacerolazo a las 6:00 PM para tumbar la ya aprobada reforma tributaria y simultáneamente, ya apareció de nuevo la convocatoria para el día domingo 24 de enero del 2017 para salir a paro, un día domingo que no es laboral y que fue precisamente un 24 de enero del año 2016, que igualmente convocaron un paro declarándose “indignados” por las políticas del Gobierno, afirmando que no promovían el vandalismo ni los desórdenes, ni tenía un objetivo político, ni eran de izquierda o derecha y terminaron canalizando los resultados de la movilización para presentar en adelante como el Movimiento E24 y muchos ya no comen cuento, la gente se aleja y mina la credibilidad y la esperanza.

También hay que decir, que el paro no se ha trabajado con la gente, ha sido acordado por las centrales obreras, el mismo encuentro de organizaciones sociales y políticas y cuando los campesinos salieron a paro en el 2016, muchos sectores y organizaciones no apoyaron ni salieron a motivar y movilizar al pueblo, pero cada sector u organización por su lado, saca convocatorias y pretende que así funcionaran las cosas para hacerle frente a temas tan de fondo como la reforma tributaria y termina por ser un fracaso más.

Se requiere hacer un paro, pero se debe preparar, crear la más amplia alianza nacional para paralizar la producción y los servicios, el campo y las ciudades, sería un mecanismo válido para enfrentar la política antisocial del Estado que representa al sector financiero y empresarial del país y extranjero. 

Pero lo cierto, es que frente a la reforma tributaria y el modelo neoliberal y su globalización,  ninguno  de los partidos y sectores políticos que tienen las aspiraciones de obtener la presidencia de Colombia o están en el Congreso de la República, en las Asambleas Departamentales, Gobernaciones, Alcaldías o Concejos Municipales, no tienen la verdadera intención de pararse de frente al grave problema que sacude a nuestro país y que afecta a la mayoría del pueblo, no están comprometidos con el cambio y la solución de los problemas sociales y acabar la corrupción, todos usan un discurso para maquillar el problema y evadirlo, son funcionales a la política neoliberal y están en función del CVY (Como Voy Yo), transados en componendas políticas, creando clientela,  untados de corrupción, no tienen la ética, la moral y el compromiso para salir a concientizar, organizar, movilizar al pueblo, para que participe en la lucha por la toma del poder y cambiar lo que sea necesario para el bienestar para todos, ejercer la democracia y la soberanía.

Llamando o incentivando a las personas a ser apolíticos como si estuvieran predestinados a seguir solo a los partidos u organizaciones políticas o quienes pretenden aparecer como puritanos demócratas para no ser calificados como de izquierda o revoltosos y terminan no solo pareciéndose, sino peores que la derecha que gobierna y tiene jodido al país, que si tienen identidad y no sienten vergüenza al decir que son una clase social, que no sólo gobierna, sino que tiene el poder y usan al país y la gente para que le sigan generando riqueza a costa de la pobreza, la miseria, la exclusión de la mayoría del pueblo y han sido contundentes en decir, que no tienen la intención de generar un mínimo de apertura democrática para la solucionar los graves problemas sociales que castiga a millones de hogares, como es el desempleo,! la salud, la alimentación, la educación, a los servicios públicos, entre otros.

Viene el tiempo electoral y el pueblo tendrá la oportunidad de castigar a los partidos que nos están perjudicando aprobando más impuestos, que son responsables de la corrupción que se roba los recursos públicos y otorga todas las ventajas al sector privado extranjero y los conglomerados nacionales, que han entregado y permitido el saqueo de nuestra riqueza natural, que no hacen nada por evitar el irreparable daño a los ecosistemas y dañan el medio ambiente, que no fortalecen la industria nacional, que entregan lo público al capital privado transnacional, que por acción u omisión son causantes de la crisis social y de valores humanos que se profundiza en Colombia 

La Invitación es para que nos organicemos y trabajemos enfrentar el problema que genera la escalada de alzas del 2017, la reforma tributaria, el pago de impuesto predial y valorización, la defensa de lo público, el empleo, la salud, la educación, los servicios públicos, la alimentación, la vivienda, el impacto de la deuda externa que ha crecido de forma acelerada a 116.363 millones de dólares, llegando al 41,5 del PIB a junio de 2016, revaluar el peso frente al dólar, fortalecer la industria nacional y generar empleo y riqueza para la nación, mejorar el ingreso y la capacidad adquisitiva de los hogares, atacar y acabar con la corrupción que se roba más de 22 billones de pesos al año, lograr soberanía nacional, conquistar la democracia para que el pueblo decida los asuntos estratégicos del país y tenga bien! estar, acordar La Paz, hacer la reforma agraria integral, acabar la tercerización y precarización laboral, lograr la integración de los pueblos basada en la solidaridad, poner restricciones al capital extranjero y construir un modelo diferente al neoliberal.

Por una constituyente democrática y popular, por un gobierno democrático de unidad y reconstrucción nacional, por un modelo de desarrollo democrático.

La tarea principal del pueblo, es la unidad, que todos deseamos pero no se concreta y los sectores sociales tienen la capacidad de demostrar y en eso como obreros y desde cada espacio que participamos, debe ser nuestro objetivo a trabajar, el pueblo se levantará contra éste sistema antisocial. 

Javier Correa 

Secretario de Asuntos Políticos y Derechos Humanos