SINALTRAINAL

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Dom01212018

Last updateJue, 18 Ene 2018 6am

Kraft Foods

Solidaridad con los trabajadores de Kraft Foods en Colombia

Kraft Foods tiene presencia en 155 países del mundo, con una infraestructura de 200 plantas que albergan a 117.000 trabajadores en sus instalaciones.  Cotiza en la Bolsa de Nueva York y su mayor accionista es el acaudalado Warren Buffet, quien es asesor económico del gobierno de Obama y por ende del Imperio Norteamericano, su casa matriz está radicada en Northfiel - Illinois en Estados Unidos y ha registrado unos ingresos por cifras enormes superiores a los US$34.113 millones de dólares.

Su eslogan institucional es "MAKE TODAY DELICIOUS" "Has tu día delicioso", el cual riñe con su política, pues su comportamiento es totalmente opuesto.
 
En 2001 Kraft Foods International adquirió Nabisco Royal y sus trabajadores en Colombia fueron sustituidos a la nueva empresa. Un número importante estaba afiliado a Sinaltrainal.

En el 2002 cierra cinco plantas en América Latina y despide la totalidad de sus trabajadores (1 Venezuela, 1 Brasil, 2 Ecuador y 1 en Perú), centralizando sus operaciones en la Zona Franca del Pacifico, en Palmira (Valle del Cauca), Colombia.
 
A finales de 2002, una vez consolidada la operación, firma una nueva convención colectiva con Sinaltrainal y desarrolla una sistemática política de aniquilamiento del sindicato.

Los despidos, arreglos voluntarios, presiones indebidas, amenazas de muerte, tercerización laboral  y demás métodos indebidos le dieron a Kraft Foods un buen resultado: reducción del personal, rebaja de costos, debilitamiento del sindicato, mayor plusvalía, mayores utilidades, más dividendos para los accionistas de la compañía e incrementos inmensos en los salarios de los ejecutivos.

En el año 2003, la planta de Kraft en zona franca operaba con doscientos treinta y tres (233)  trabajadores directos de los cuales ciento cuarenta y ocho (148) se encontraban afiliados al Sindicato (63,5%). En diciembre de 2010 laboraban ciento treinta y dos (132) trabajadores contratados directamente, de los cuales noventa y tres (93) eran sindicalizados (70,45%).  A estos se suman unos 250 trabajadores vinculados mediante empresas temporales, para un total de 400.

Aprovechando la ola invernal de finales de 2010, suspendió unilateralmente todos los contratos de trabajo, cerró indebidamente la planta y solicitó al Ministerio de Protección Social el despido de todos los trabajadores.

Además,  cobró a las aseguradoras los seguros por perdidas de maquinaria, materias primas y productos terminados; se aprovecho de los subsidios que el gobierno colombiano dio para las empresas impactas por el invierno y solicitó la condonación del pago de impuestos durante diez años.

Realizadas las investigaciones se pudo establecer que la ola invernal fue solo una argucia para justificar el cierre, ya que a través de un negocio intrafirmas realizó una reserva de pago por la suma de 12.740 millones de pesos a favor de Kraft Foods Ltda., con lo cual   arrojo en su balance de cierre de 2009 una pérdida de 7.290 millones de pesos. Si hubiera optado ética y responsablemente, hubiera obtenido una utilidad en el ejercicio de 5.450 millones de pesos.

La solicitud de despido colectivo estuvo acompañada de una oferta económica superior a la establecida por la ley para que los trabajadores “renuncien voluntariamente a sus trabajos” y darle una salida silenciosa a las ilegalidades y atentados cometidos contra quienes le produjeron durante muchos años inmensas utilidades.

Consideramos este comportamiento de Kraft Foods como una maniobra para birlar el derecho colectivo, aniquilar el sindicato y evadir sus responsabilidades laborales y fiscales, todas faltas de ética y lealtad empresarial.

Le hemos exigido a la transnacional el traslado de algunos trabajadores a la planta de Cadbury Adams –fábrica de Kraft Foods ubicada en Cali Colombia- y hoy le solicitamos a los presentes en este importante evento de solidaridad que se juzgue y condene a Kraft por su comportamiento antiético y violatorio.

Los invitamos a participar en la campaña que venimos adelantando contra la política de la transnacional Kraft Foods y en las demás iniciativas que arroje este encuentro de solidaridad con sus trabajadores en Colombia.

Viva la justa lucha de los trabajadores de Kraft Foods…viva

Viva la solidaridad efectiva y en la práctica con los trabajadores de Kraft Foods.

Vivan las justas luchas del pueblo colombiano…viva


Dirección Nacional de Sinaltrainal
Palmira, marzo 31 de 2011