SINALTRAINAL

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Vie01192018

Last updateJue, 18 Ene 2018 6am

Nestlé

Hace 13 años fue asesinado Toribio de la Hoz Escorcia

Así fue presentada la acusación:

“La seguridad y  la vida de los trabajadores:

El período más nefasto para el sindicato se sitúa entre 1982 y 1997, época durante la cual Cicolac se convirtió en propiedad de la empresa Borden. En lo que concierne directamente a Nestlé, se puede  considerar que el año 1986 marca un hito en la violencia: con el asesinato de un dirigente sindical, el intento de homicidio de otro, luego el despido de quince líderes, se anunció el comienzo de una etapa difícil para el sindicato y para los trabajadores. El ejército enseguida dio su apoyo a Nestlé en la « retoma » de la fábrica de Bugalagrande ocupada por los trabajadores.  Después varios sindicalistas fueron asesinados por los grupos paramilitares.

Diferentes  hechos y señalamientos  contra dirigentes de SINALTRAINAL se reportan de manera casi paralela a su surgimiento; 9 de sus miembros que trabajaron para Nestlé, han sido desaparecidos o asesinados.

TORIBIO DE LA HOZ ESCORCIA. el 30 de marzo de 1996, fue asesinado en las puertas de su residencia en presencia de sus familiares cuando celebraba sus 42 años de edad.”

Finalmente el TPP emitió condena el 23 de julio de 2008 contra el estado colombiano, el gobierno de Suiza y la transnacional Nestlé por el asesinato y desaparición de varios dirigentes sindicales de Sinaltrainal, uno de ellos el del compañero TORIBIO DE LA HOZ ESCORCIA.

http://www.sinaltrainal.org/images/stories/edgar2/dictamen%20audiencia%20final%20tpp%20sesion%20colombia.pdf 

Algunos apartes de la vida de Toribio.

Toribio había nacido en el Corregimiento de Mariangola Cesar el 30 de marzo de 1954; era uno de los seis hijos del hogar conformado por Capitalino de la Hoz (q.e.p.d.) y Neftalina Escorcia Pertuz. Sus hermanos fueron Fernando, Marina, Berta, Carmen, Danis y Manuel. Contrajo matrimonio con Martha Correa Lima de cuya unión hay dos hijos, Evelín y José David, los cuales se encuentran estudiando.

Toribio fue un joven muy inquieto al lado de sus familiares. Dedicado a las labores del campo junto a sus padres en la región de Mariangola, soñaba con ser un gran profesional, pero su sueño se  frustro  porque la capacidad económica de sus padres no les permitió darle estudios superiores a otro de sus hijos, ya que su hermano mayor Fernando, estaba haciendo sus primeros semestres de Derecho en una de las Universidades de Barranquilla y además, a él le gustaba andar agarrado de la falda de la vieja Naftalina en una finquita que tenían en la región de Villa Germania, Vereda de Mariangola.

En 1982 se vinculó como trabajador en la transnacional norteamericana Borden INC, fabrica de Valledupar Cesar en la COMPAÑÍA COLOMBIANA DE ALIMENTOS LACTEOS S.A. “CICOLAC”; laborando en la sección de hojalatería y vinculándose al sindicato desde esa misma época en donde se desempeñó en los cargos de Secretario de Vivienda y Asistencia Social.

Fue un gran líder sindical  y se le recuerda  por su incondicional defensa de los derechos de los desposeídos,  fue muy importante su participación en las huelgas realizadas en Cicolac en 1984 y 1986; igualmente, por su participación en las movilizaciones y paros del Nororiente Colombiano en el 1987 y en las Marchas de Mayo en la Costa Atlántica en 1989, acciones que conjugaron las movilizaciones campesinas con las de los pobladores  de las principales ciudades de la región.

Como respuesta de los empresarios vinieron las permanentes amenazas y presiones, las que finalmente, lo obligan a retirarse de la empresa.

Después de un largo proceso contribuye a la organización de la Junta de Acción Comunal del Barrio La Esperanza donde tenía su residencia; su carisma y liderazgo lo llevan a ocupar el cargo de Presidente durante tres años. Posteriormente se lanza a la Comuna saliendo elegido por unanimidad.
 
En su carrera política se vincula al Movimiento Ciudadano que lideró el Cura Bernardo Hoyos; movimiento por el cual se lanza al  Consejo del Municipio de Valledupar, saliendo elegido para el periodo 95-97, ocupando su vicepresidencia

Su música preferida fue la Vallenata, principalmente la del maestro Alejandro Duran y la de Calixto Ochoa; también, la música protesta de Máximo Jiménez y Mercedes Sosa. Su canción preferida “El sentido de mi vida” cantada por Armando Moscote, también fallecido.

Así transcurrió parte de la vida del compañero Toribio asesinado hace 13 años en las puertas de su casa cuando le celebraban un año más de vida, de aporte a las luchas del pueblo colombiano y a la construcción de Sinaltrainal como una de las iniciativas más importantes de los trabajadores del sistema agroalimentario en Colombia.