Sinaltrainal

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Martes, May 26th

Last updateLun, 25 May 2015 2pm

Empresas Nestlé

Nestlé Nestlé

Por muerte de sindicalista colombiano, demandan a Suiza ante tribunal europeo de DDHH

Por muerte de sindicalista colombiano, demandan a Suiza ante tribunal europeo de DDHHEl proceso lo impulsa una organización no gubernamental alemana que pretende reabrir el caso de Luciano Romero, asesinado en 2005 en el Cesar por paramilitares y quien trabajó para Cicolac Ltda., una filial de la multinacional Nestlé, y fue miembro de Sinaltrainal. 

Activistas europeos no se han quedado quietos en la búsqueda de responsabilidad de la multinacional de alimentos Nestlé S.A. en la muerte del sindicalista Luciano Romero, asesinado por grupos paramilitares en el departamento del Cesar en septiembre de 2005. Su más reciente acción fue la presentación de una demanda contra Suiza ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que determine si la justicia de ese país fue negligente o no en aclarar el papel de esa empresa en el homicidio del líder gremial. 

La demanda fue presentada por abogados del European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR, por sus siglas en inglés) el jueves pasado en Estrasburgo, amparándose en disposiciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos: la primera de ellas en el artículo 2, sobre el derecho a la vida; y la segunda en el artículo 13, que hace referencia a un recurso efectivo de la justicia cuando se hayan violado derechos fundamentales. 

Lo que alegan los abogados del ECCHR para justificar este nuevo procedimiento judicial, presentado a favor de la viuda de Romero, es que la justicia suiza “se negó a aclarar el rol de la multinacional Nestlé en el asesinato del sindicalista colombiano y trabajador de dicha compañía”, según consignaron en un comunicado. 

Romero, quien trabajó para Cicolac Ltda., una filial de Nestlé en el país y se desempeñó como directivo local del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario (Sinaltrainal), fue secuestrado, torturado y asesinado la noche del 10 de septiembre de 2005 en Valledupar. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente cerca del Batallón La Popa con 50 heridas proferidas con arma cortopunzante. 

De estos hechos fueron responsabilizados varios exparamilitares que hicieron parte del Frente Mártires del Valle de Upar, facción del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y por decisión del Juzgado 56 Penal del Circuito del Bogotá, fechada el 31 de marzo de este año, fue declarado crimen de lesa humanidad.

Centro del litigio

 

El proceso judicial contra Nestlé S.A. comenzó el 5 de marzo de 2012, cuando el ECCHR, en conjunto con Sintrainal, presentó una querella ante la Fiscalía de Zug, en Suiza, contra la empresa Nestlé S.A. y varios de sus ejecutivos. Según informes de esta organización, que tiene su sede en Berlín, Romero “había sido acusado falsamente por representantes de Nestlé en Colombia de pertenecer a la guerrilla […] en el contexto del conflicto armado colombiano, tales difamaciones suponen una sentencia de muerte”. 

Por tal razón, la querella inicial les recriminaba a los directivos de la multinacional de alimentos “la participación en homicidio por omisión imprudente, puesto que debían haber impedido la comisión del crimen”. Adicional a ello, la ECCHR destacó “la conexión a varios niveles de la representación local de Nestlé con distintos círculos, como, por ejemplo, sus vínculos comerciales con grandes terratenientes que a su vez mantuvieron relaciones con los círculos paramilitares”. 

A todo ello le sumaron un componente más, el de la supuesta financiación ilegal: “también existen indicios de que la filial local de la empresa realizó pagos a grupos paramilitares. La Dirección de Nestlé en Suiza conocía la conducta de riesgo adoptada por sus gerentes en Colombia, así como el gran peligro que ello suponía para la vida de los sindicalistas afectados”. 

No obstante esos argumentos, el Supremo Tribunal Federal de Suiza falló a favor de Nestlé S.A. en julio pasado, desestimó los señalamientos de los activistas en derechos humanos y precluyó el caso. 

Al respecto, Annelen Micus, una de las abogadas de ECCHR consultada por VerdadAbierta.com, explicó que ese alto tribunal “decidió no investigar la responsabilidad ni de los gerentes individuales de Nestlé ni de la empresa misma por responsabilidad corporativa”, asunto que no comparte, pues la justicia suiza, según ella, “tenía la obligación de hacer una investigación sobre la responsabilidad que han tenido los gerentes y la empresa sobre un asesinato que ocurrió en Colombia”.

Por su parte el secretario general de ECCHR, Wolfgang Kaleck, también cuestionó la decisión: “Prescripción, falta de competencia, problemas en la investigación, siempre son los mismos argumentos. Rara vez una empresa europea es declarada responsable en su estado de origen, por violaciones a los derechos humanos cometidas en el extranjero” señaló Kaleck. 

Citando estadísticas nacionales, que establecen que desde 1986 por lo menos tres mil sindicalistas ha sido asesinados, entre ellos 13 trabajadores de esa multinacional de alimentos, Kaleck aseguró que “ni los directivos de Nestlé ni las autoridades suizas pueden aseverar haber desconocido la violencia en Colombia o haber sido impotentes ante ella”. 

Tras estudiar el fallo y explorar alternativas para evitar que el proceso quedara impune, la ECCHR y Sinaltrainal tomaron la decisión de presentar una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra Suiza. “Lo que pretendemos –explica Micos- es que la Corte analice si Suiza hizo una investigación adecuada en este caso, ya no se trata tanto de establecer la responsabilidad de Nestlé, sino de determinar si la Fiscalía y los tribunales en Suiza hicieron lo suficiente para esclarecer los hechos”. 

Esta es la última instancia a la que se puede acudir en Suiza para tratar de evitar que el caso se cierre de manera definitiva, aunque Micus precisó que también ha sido presentado ante la Corte Penal Internacional como un caso emblemático de violencia contra sindicalistas que no ha sido juzgado debidamente. 

Habla Nestlé S.A.

VerdadAbierta.com consultó a las directivas de la multinacional agroalimentaria, que tiene su sede en Vevey, Suiza. Meike Schmidt, su portavoz oficial, precisó a través de un correo electrónico que se habían enterado de la presentación de la demanda por parte de ECCHR a través de informes de prensa y procedió a explicar el proceso judicial que ha afrontado Nestlé S.A. desde el 2012. 

“El Supremo Tribunal Federal de Suiza en julio 2014 desestimó el recurso presentado por los demandantes contra Nestlé. Respetamos el razonamiento de la Corte respecto de su decisión de la apelación, lo que confirma las resoluciones anteriores, tanto del Tribunal de Apelación del Cantón de Vaud como del Fiscal del Estado del Cantón de Vaud para este caso”, indicó Schmidt. 

Asimismo, escribió en su mensaje que Nestlé “condena todas las formas de violencia” y rechazó de manera enfática, a nombre de la compañía, “las acusaciones hechas por los demandantes, que son contrarias a los hechos. No tenemos ninguna responsabilidad alguna, directa o indirectamente, ni por acción ni omisión por el asesinato de Luciano Romero”. 

De acuerdo con el recuento de los hechos que hizo Schmidt, el líder sindical fue asesinado tres años después de que dejó de trabajar para Cicolac Ltda., una filial de Nestlé con sede en Valledupar dedicada al procesamiento de leche: “En ese momento, la violencia en Colombia afectó a todo el país. Fue un entorno de alto riesgo. Lamentablemente, los líderes sindicales fueron efectivamente amenazados, secuestrados y asesinados, así como también algunos miembros de nuestro equipo de gestión local, otros empleados y sus familiares”. 

El portavoz de Nestlé recordó que el asesinato de Romero ha sido investigado y enjuiciado por la justicia colombiana. “Aquellos que fueron declarados culpables se les ha dado largas penas de prisión”, afirmó. 

Hasta el momento han sido condenados a penas de más de 20 años de prisión a Hever Ovidio Neira Bello, conocido con los alias de ‘R1’, ‘Fugitivo’ o ‘El Abogado’; Jorge Armando Turizo Ibáñez, alias ‘Calabazo’; Jose Antonio Ustariz, alias ‘Jose’, informante del DAS; Jhonathan David Contreras, alias ‘Paco’; Jair Domingo Plata Rodríguez, alias ‘Emiliano’; Adolfo Enrique Guevara Cantillo, alias ‘Ciento Uno’; y Giovanny Alfredo Andrade Racines, alias ‘El Guajiro’. 

Finalmente, Schmidt aseguró que Sinaltrainal ha intentado culpar a Nestlé del homicidio de Romero en otras jurisdicciones, incluida una Corte Federal en Florida. “En todos los casos –puntualizó el portavoz - ni ninguno de sus ejecutivos fueron acusados, procesados o condenados por cualquier acción u omisión que podría hacer cualquiera de ellos responsable de este asesinato”.

Las miradas de quienes han estado pendientes de este caso se dirigen ahora al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, que en las próximas semanas deberá tomar decisiones con respecto a lo planteado por la ECHHR y determinar si se investiga a la justicia suiza, lo que le daría un nuevo aire al proceso, o se cierra de manera definitiva.

Fuente. http://www.verdadabierta.com/victimas-seccion/asesinatos-colectivos/5560-asesinato-de-sinsicalista-luciano-romero-agita-justicia-en-suiza

Artículo relacionado: Asesinato de Luciano Romero, trabajador de Nestlé en Colombia:

Asesinato de Luciano Romero, trabajador de Nestlé en Colombia:

Asesinato de Luciano Romero, trabajador de Nestlé en Colombia:Demanda contra Suiza ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 

Berlin, 18 de diciembre de 2014 – La justicia Suiza se negó a aclarar el rol de la multinacional Nestlé, en el asesinato del sindicalista colombiano y trabajdor de dicha compañía Luciano Romero. Por esto, el European Center for constitutional and Human Rights (ECCHR), ha presentado – a favor de la viuda de Romero - una demanda contra Suiza ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en Estrasburgo, amparándose en las disposiciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos, específicamente en el Derecho a la Vida (artículo 2) y en el Derecho a un Recurso Efectivo (artículo 13). Ahora, el TEDH deberá determinar si la justicia suiza investigó suficientemente la responsabilidad que cabe a Nestlé en el asesinato de Romero. 

Según las estadísticas colombianas, desde 1986 cerca de 3.000 sindicalistas han sido asesinados en dicho país, entre los cuales 13 eran trabajadores de Nestlé. “Ni los directivos de Nestlé ni las autoridades suizas, pueden aseverar haber desconocido la violencia en Colombia o haber sido impotentes ante ella”, dijo el Secretario General de ECCHR Wolfgang Kaleck. “En Colombia los sindicalistas son asesinados sistemáticamente. El asesinato de Luciano Romero no es un caso aislado” afirmó Javier Correa, presidente del Sindicato Nacional de la Industria Agroalimentaria colombiana SINALTRAINAL, quienes junto a abogados colombianos y suizos respaldan la demanda presentada. 

La justicia suiza desestimó todas las acciones presentadas contra Nestlé en el caso Romero y el Tribunal Federal finalmente se remitió a declarar la prescripción del delito en julio del 2014. “Prescripción, falta de competencia, problemas en la investigación, siempre son los mismos argumentos. Rara vez una empresa europea es declarada responsable en su estado de origen, por violaciones a los derechos humanos cometidas en el extranjero” señaló Kaleck. “Lo que nos falta en Europa ¡es tener un catálogo de los deberes de diligencia de las empresas en materia de derechos humanos!” 

Más sobre el caso de Luciano Romero: http://www.ecchr.de/nestle.html 

Contacto

Anabel Bermejo

Teléfono: + 49 (0)30 – 69819797, Móbil: + 49 (0) 172 - 587 00 87

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. - www.ecchr.eu

 

DESCRIPCIÓN DEL CASO

El caso Nestlé y Luciano Romero.

La justicia Suiza se negó a aclarar el rol de la multinacional de productos alimentarios Nestlé, en el asesinato del sindicalista colombiano y trabajador de dicha compañía Luciano Romero. Por esto, el 18 de diciembre de 2014, el European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR) presentó a favor de la viuda de Romero - una demanda contra Suiza ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en Estrasburgo. Ahora, el TEDH deberá aclarar, si la justicia investigó suficientemente sobre la responsabilidad que cabe a Nestlé en el asesinado de Luciano Romero.

El asesinato de Luciano Romero

El 10 de septiembre de 2005, el dirigente sindical, activista defensor por los derechos humanos y entonces trabajador de Nestlé-Cicolac, Luciano Romero, fue secuestrado, torturado y asesinado por miembros de un grupo paramilitar en Valledupar (Colombia). El asesinato fue precedido por numerosas amenazas de muerte y ocurrió en el contexto de un dilatado conflicto laboral entre el Sindicato Nacional de la Industria Agroalimentaria colombiana SINALTRAINAL y la subsidiaria de Nestlé, Cicolac.

El sindicato SINALTRAINAL informó desde un inicio sobre las amenazas de muerte contra Romero y otros de sus miembros, tanto ante la subsidiaria de Nestlé en Colombia, como ante la casa matriz en Suiza. Sin embargo, en lugar de ser tomadas las medidas de protección adecuadas, Romero y sus colegas fueron acusados de ser presuntos miembros de la guerrilla, exponiéndolos aún más a numerosas amenazas. Por su parte, Nestlé en Suiza no hizo nada para detener las amenazas ni la difamación.

Los autores materiales del asesinato de Luciano Romero fueron condenados en Colombia. El juez colombiano afirmó en su sentencia que el papel de Nestlé en los hechos había sido relevante y ordenó realizar las investigaciones correspondientes. Sin embargo, esta decisión nunca fue cumplida por las autoridades encargadas de la persecución penal en Colombia.

La denuncia de ECCHR contra los directivos de la multinacional Nestlé en Suiza

El 5 de marzo de 2012, ECCHR junto con el sindicato colombiano SINALTRAINAL, presentaron una denuncia penal ante la fiscalía del cantón suizo de Zug contra de los directivos de Nestlé y también contra la empresa misma. En los cargos señalan, que los ejecutivos de Nestlé incumplieron irresponsablemente su deber de evitar los actos delictivos cometidos por grupos paramilitares y no tomaron las medidas adecuadas para proteger a los sindicalistas. El fiscal en Zug por su parte, redirigió el caso a la fiscalía del cantón de Waud, competente en el lugar donde se encuentra la segunda sede comercial de Nestlé. Finalmente, el 01 de mayo de 2013 la fiscalía decidió no iniciar ningún tipo de procedimiento.

La fiscalía no se refirió específicamente a los argumentos de fondo de la denuncia y simplemente concluyó el caso afirmando que la acción penal había prescrito. Todas las quejas formales presentadas por la viuda de Romero contra el cierre del caso, fueron desestimadas en todas las instancias, la más reciente de ellas mediante sentencia del Tribunal Federal suizo, con fecha 21 de julio de 2014.

El Tribunal Federal suizo respaldó la posición de la fiscalía y de los tribunales cantonales en cuanto a la prescripción del delito, alejándose así del criterio sostenido por el Consejo Federal y por gran parte de la doctrina, quienes consideran la responsabilidad penal de la empresa como un delito continuado y por lo tanto, no prescrito. El Tribunal Federal por su parte, cerró el procedimiento por motivos formales.

El argumento del plazo de prescripción, es una muestra clara de la urgencia de una reforma en este sentido. De hecho, el caso Nestlé / Romero es un precedente claro del beneficio que reportan las investigaciones largas a las empresas con estructuras organizativas muy complejas.

De todos modos, el Tribunal Federal estableció las exigencias que deben cumplir concretamente las empresas: deben encargarse de "definir con claridad las competencias y las responsabilidades internas " así como "tener planes de trabajo precisos y nominativos”, pero la cuestión sobre si Nestlé cumplió esos deberes en el presente caso, es una interrogante abierta y aún sin investigar.

Manejo de riesgos insuficiente en Zonas de Conflicto

El caso Romero/Nestlé no es un caso aislado y es representativo de un conflicto mucho mayor: las empresas transnacionales como Nestlé, analizan insuficientemente la situación de los derechos humanos en las zonas de conflicto. Sobre todo, se evalúan inadecuadamente el manejo de riesgos y las medidas de protección para los trabajadores y sindicalistas en dichos lugares. Es más, las prácticas comerciales de las empresas transnacionales en el extranjero, a menudo dan lugar a conflictos sociales o agravan la situación de los derechos humanos por contar con personal no capacitado.

Es bien conocida en Colombia la comisión de múltiples crímenes internacionales en el contexto del conflicto armado y la persecución que viven los defensores de los derechos humanos. Según las estadísticas, más de 25 mil sindicalistas colombianos han sido asesinados en los últimos 25 años, 13 de los cuales trabajaban para Nestlé, lo que convierte a Colombia en el país más peligroso del mundo para ejercer actividades sindicales.

La persecución de sindicalistas en Colombia puede ser calificado sin lugar a dudas como un crimen contra la humanidad, por lo tanto, ECCHR presentó una demanda el 9 de octubre del 2012 ante la Corte Penal Internacional (ICC) de La Haya (Países Bajos) retomando el caso de Luciano Romero.

Obligaciones de diligencia debida por parte de las multinacionales a través de sus subsidiarias

ECCHR busca demostrar el deber de las sedes corporativas europeas de las multinacionales, de controlar a sus filiales y de evitar la comisión de cualquier acto que constituya una violación de los derechos humanos por parte de la subsidiaria.

En el caso de empresas operativas en situaciones de conflicto, deben ser considerados el contexto social, económico, político y militar particular. Es muy relevante, que la empresa por si misma o a través de sus filiales, no agrave las situaciones de conflicto locales ni coopere con las partes envueltas en dicho conflicto. Todo esto, importa aún más si la multinacional opera en regiones como Colombia, donde las instituciones públicas no son confiables y son susceptibles de vulnerar los derechos humanos.

La dirección de una empresa operativa en Colombia debe anticipar este tipo de eventos y tiene el deber de establecer mecanismos adecuados, para prevenir cualquier participación de la compañía en abusos contra los derechos humanos. Así, ECCHR basa sus argumentos jurídicos tanto en la jurisprudencia existente para los casos de responsabilidad empresarial, como en las numerosas normas internacionales, aplicables a las empresas operativas en regiones con situaciones de derechos humanos complejas, a las cuales se les exige considerar un análisis del riesgo de violaciones a los derechos humanos. Lo nuevo de este caso, es la exigencia de ECCHR de aplicar a Suiza la responsabilidad penal corporativa en casos de violaciones a los derechos humanos.

Actualizado al 18 de diciembre de 2014.

European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR) e.V.

Zossener Str. 55-58, Aufgang D , D - 10961 Berlin

 

www.ecchr.eu

 

English.

Murder of Nestlé worker Romero in Colombia:

Complaint against Switzerland submitted to European Court of Human Rights Berlin,

18 December 2014 – The Swiss judiciary has refused to investigate the role played by Nestlé in the murder of Colombian trade unionist and Nestlé worker Luciano Romero. The European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR) has responded by submitting a complaint against Switzerland on behalf of Romero’s widow to the European Court of Human Rights (ECtHR) in Strasbourg. The ECCHR is basing its case on the right to life (Article 2) and the right to an effective remedy (Article 13) guaranteed by the European Convention on Human Rights. The ECtHR must now determine whether the Swiss judiciary has adequately examined Nestlé’s liability for Romero’s murder.

According to figures from Colombian sources, almost 3,000 trade unionists have been murdered in Colombia over the past 30 years. 13 of these worked for Nestlé. “Neither Nestlé management nor the Swiss authorities could claim to have been unaware of or powerless against the violence in Colombia,” says ECCHR General Secretary Wolfgang Kaleck. “Trade unionists are being systematically murdered in Colombia. The killing of Luciano Romero is not an isolated incident,” says Javier Correa, president of the Colombian trade union SINALTRAINAL, which is assisting with the complaint along with lawyers from Colombia and Switzerland. 

The Swiss judiciary dismissed all claims against Nestlé in the Romero case. In July 2014 the Swiss Federal Supreme Court held that the crimes in question were now statute-barred. “The lapse of the statute of limitations, a lack of jurisdiction, investigatory difficulties – it’s always the same arguments. European corporations are almost never held accountable in their home states for human rights violations committed abroad,” says Kaleck. “Europe badly needs a catalog of human rights due diligence obligations for corporations!”

More on the Luciano Romero case: http://www.ecchr.de/nestle-518.html

Contact

Anabel Bermejo

Phone: + 49 (0)30 – 69819797, Mobile: + 49 (0) 172 - 587 00 87

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. - www.ecchr.eu

 

Alemán: 

Mord an Nestlé-Arbeiter Romero in Kolumbien: 

Beschwerde gegen die Schweiz vor dem Europäischen Gerichtshof für Menschenrechte 

Berlin, 18. Dezember 2014 – Die Schweizer Justiz hat sich geweigert, die Rolle des Konzerns Nestlé bei der Ermordung des Arbeiters und kolumbianischen Gewerkschafters Luciano Romero aufzuklären. Deswegen hat das European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR) für Romeros Witwe beim Europäischen Gerichtshof für Menschenrechte (EGMR) in Straßburg Beschwerde gegen die Schweiz eingereicht. Das ECCHR beruft sich auf das Recht auf Leben (Artikel 2) und das Recht auf eine wirksame Beschwerde (Artikel 13) aus der Europäischen Menschenrechtskonvention.

Nun soll der EGMR klären, ob die Schweizer Justiz die Verantwortlichkeit Nestlés für den Mord an Romero ausreichend ermittelt hat. Laut kolumbianischer Statistiken wurden seit Mitte der 1980er-Jahre fast 3.000 Gewerkschafter ermordet, 13 von ihnen arbeiteten für Nestlé. „Weder die Unternehmensleitung von Nestlé noch die Schweizer Behörden könnenbehaupten, von der Gewalt in Kolumbien nichts geahnt zu haben oder machtlos dagegen gewesen zu sein“, sagte ECCHR-Generalsekretär Wolfgang Kaleck.

„In Kolumbien werden Gewerkschafter systematisch ermordet. Der Mord an Luciano Romero ist kein Einzelfall“, sagte Javier Correa, Präsident der kolumbianischen Gewerkschaft SINALTRAINAL, die zusammen mit Anwälten aus Kolumbien und der Schweiz die Beschwerde unterstützt. 

Die Schweizer Justiz hat im Fall Romero alle Klagen gegen Nestlé abgewiesen. Zuletzt berief sich das Bundesgericht im Juli 2014 auf die Verjährung der Tatvorwürfe. „Verjährung, fehlende Zuständigkeiten, Ermittlungsprobleme – es sind immer wieder dieselben Argumente. Kaum ein europäisches Unternehmen wird in seinem Heimatstaat für Menschenrechtsverletzungen im Ausland zur Verantwortung gezogen“, sagte Kaleck. „Was in Europa fehlt, ist ein Katalog der unternehmerischen Sorgfaltsplichten für Menschenrechte!“

Mehr zum Fall Luciano Romero: http://www.ecchr.de/nestle.html 

Kontakt 

Anabel Bermejo

Phone: + 49 (0)30 – 69819797, Mobile: + 49 (0) 172 - 587 00 87

 

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. - www.ecchr.eu

Un año del asesinato de Oscar López Triviño

Un año del asesinato de Oscar López TriviñoEl pasado 9 de noviembre, se cumplió el primer aniversario del asesinato del trabajador y sindicalista de la multinacional Nestlé, Oscar López Triviño, ocurrido en el Barrio Municipal en Bugalagrande, en el Valle del Cauca. Oscar fue asesinado de 4 impactos de bala a eso de las 8:30 de la noche.

 

Sinaltrainal había denunciado ante la comunidad internacional, las amenazas recibidas el día anterior, el 8 de noviembre a las 4:42 P.M., en mensaje de texto: “guerrilleros hp siguen jodiendo a Nestlé no mas perdón los picaremos muerte a todos los comunistas de Sinaltrainal Urabeños”. Desde el 5 de noviembre se desarrollaba una huelga de hambre por parte de los trabajadores de la multinacional, exigiendo el cumplimiento de la convención colectiva de trabajo.

 

Transcurrido un año, su asesinato se mantiene en la impunidad y Sinaltrainal continua exigiendo verdad, justicia y reparación y que cesen los asesinatos contra el movimiento sindical.

 

Compañero Oscar López Triviño… Siempre Presente 

 

Dirección Nacional de Sinaltrainal

En Nestlé nos mantenemos al frente de la lucha por la salud, la seguridad y la vida en el trabajo

En Nestlé nos mantenemos al frente de la lucha por la salud, la seguridad  y la vida en el trabajoLos días 27, 28 y 29 de noviembre del año en curso, se llevó a cabo al interior de la fábrica de Nestlé en Bugalagrande, la elección del Comité Paritario de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Sinaltrainal se presentó  al proceso electoral con una plancha a la que le correspondió el No 2, conformada por: James Perea, Lisandro Navia,  Miguel Millán, William Zapata y Omar Holguín Carlos Soto.

El respaldo irrestricto y masivo de nuestras bases en Nestlé, nos permitirá seguir por un nuevo periodo de dos (2) años, al frente de este importante Equipo de Trabajo al Interior de la empresa.

Los resultados fueron: 354 votos por la plancha  No 2 (Sinaltrainal), 178 votos por la plancha Nº 1 (Nestlé) y 7 votos nulos.

Comité Paritario de Seguridad y Salud en el Trabajo para el periodo 2014 – 2016 quedo conformado de la siguiente manera: James Perea, Lisandro Navia, Miguel Millan, William Zapata, Freddy Arenas y Vladimir Bolaños; todos afilados a Sinaltrainal

Esto demuestra una vez más el apoyo irrestricto a las orientaciones hechas por Sinaltrainal, a través de la Junta Directiva, Delegados y activistas.

A todos los trabajadores de Nestlé que nos apoyaron un abrazo inmenso y gracias, porque juntos continuaremos luchando por la salud, la seguridad y la vida de todos los trabajadores de la multinacionales Nestlé.

 

Sinaltrainal 

Nestlé pretende privatizar el agua

Nestlé pretende privatizar el aguaDe acuerdo al presidente de la fábrica de alimentos Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, el agua es un producto que debe ser comercializado y su precio debe depender de la cantidad que se consuma.

El presidente de Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, aseguró que las grandes empresas del mundo deben privatizar el agua del planeta y comercializarla. Señaló que la población no debería disfrutar de ella si no la paga y "cuanto más agua consumas, mayor debe ser el precio".

Según Corporate Watch, una organización de investigación sin fines de lucro, Nestlé tiene inmensas ganancias por la venta de botellas de agua, lo cual causa graves daños al medio ambiente. "La producción de agua mineral Nestlé implica un abuso de los recursos hídricos vulnerables. En la región de Serra da Mantiqueira de Brasil, el bombeo excesivo ha provocado daños y agotamiento a largo plazo".

No es la primera vez que Brabeck-Letmathe hace esta polémica declaración. Además, el encargado de la mayor fabricante de productos alimenticios del mundo también defendió la seguridad de los productos químicos de Monsanto y aseguró que nunca ha habido "enfermedad alguna" causada por el consumo de organismos genéticamente modificados.

Natural Society, una organización informativa sobre salud, afirmó que Monsanto “está trabajando duro para asegurarse de afianzar su monopolio sobre nuestros cultivos básicos y más allá".

Nestlé es el líder mundial en la venta de agua embotellada, la cual representa el 8 por ciento de sus ingresos totales, que en el 2011 ascendieron hasta los 68 mil 580 millones de euros (unos 85 millones de dólares).

Otra transnacional, en este caso la Coca Cola, amenaza abastecimiento de agua potable en la India. Lea la nota aquí.

Fuente. Telesur