Sinaltrainal

Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario

Martes, Sep 23rd

Last update07:11:58 AM

Empresas Nestlé

Nestlé Nestlé

Nestlé, multa de US$ 350.000 por muerte de trabajador en una de sus fábricas

Nestlé, multa de US$ 350.000 por muerte de trabajador en una de sus fábricasCondenada en Reino Unido por negligencia.

Nestlé debe pagar más de US$ 350.000 en multas y costes después de que el trabajador Nazar Hussain de 55 años murió aplastado dentro de una máquina transportadora en diciembre de 2008 en la planta Albion Mill de Halifax.

Los hechos

Hussain estaba dentro de una despaletizadora cuando uno de sus colegas reinició la máquina sin saber que él estaba allí.

Al parecer Hussain entró a la despaletizadora para desbloquearla porque ese día la máquina se había atascado y la alarma de alerta se había disparado.

Unas horas más tarde la alarma se disparó de nuevo y otro trabajador que estaba sustituyendo a Hussain mientras ésta se tomaba una pausa fue a investigar lo que estaba sucediendo.

El trabajador en cuestión se acercó a la despaletizadora y la reinició pero al cabo de un momento ésta se estremeció y la alarma se disparó una vez más.

La HSE concluyó que el accidente podría haberse evitado si Nestlé hubiera implementado las medidas de seguridad necesarias.

A continuación el cuerpo de Hussain fue encontrado dentro de la despaletizadora, que lo aplastó y le provocó la muerte inmediatamente.

La investigación de la HSE

Una investigación de la Health and Safety Executive (HSE) determinó que la despaletizadora tenía un sistema de seguridad para detenerse pero que Nestlé no se cercioró de que todos su trabajadores conocieran su propósito y supieran utilizarlo.

La HSE emitió una nota de prohibición obligando a Nestlé a implementar un nuevo sistema para evitar que la llave maestra fuera retirada desde el panel de control de la máquina mientras todas las demás llaves de acceso no estuvieran en su lugar.

La inspectora Jackie Ferguson de la HSE reveló que en 2002 Nestlé había recibido una advertencia por escrito que resaltaba la necesidad de mejorar los controles de la máquina para evitar que volviera a arrancar mientras un trabajador se encontrara en su interior.

Ferguson señaló que la muerte de Hussain podría haberse evitado si Nestlé hubiera implementado los controles necesarios para garantizar la seguridad de sus trabajadores.

Por otro lado, Ferguson lamentó que una familia se haya quedado sin padre debido a la negligencia de Nestlé.

La reacción de Nestlé

La Bradford Crown Court condenó a Nestlé a pagar una multa de US$ 295.400 mientras la compañía aseguró que acataría las recomendaciones de la nota de prohibición de la HSE para garantizar la seguridad de la despaletizadora.

Nestlé aseguró que su principal prioridad siempre han sido la salud y la seguridad de sus trabajadores al mismo tiempo que lamentó que este accidente hubiera ocurrido.

A raíz de este accidente Nestlé puso en marcha una investigación de sus sistemas de salud y seguridad para aplicar los correctivos que sean necesarios e impedir que accidentes de este tipo vuelvan a suceder.

Fuente. clubdarwin.net

México multa a Coca-Cola y Nestlé por fomentar obesidad

México multa a Coca-Cola y Nestlé por fomentar obesidadLas empresas se exponen a multas de entre 10.000 y 85.000 dólares. 

Nestlé será sancionado por emitir un spot de cereales adicionados con sabor a chocolate, mientras que Coca- Cola y PepsiCo lo serán por la emisión de anuncios de refrescos antes de la proyección de películas infantiles en dos salas de cine de la Ciudad de México.

El Gobierno mexicano alista multas contra grandes empresas estadounidenses como Coca-Cola, PepsiCo y Hershey’s, la francesa Nestlé y una subsidiaria de la británico-holandesa Unilever por haber incumplido las nuevas restricciones publicitarias de productos que fomenten la obesidad para público infantil.

La oficial Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios detectó el incumplimiento de seis anuncios de productos de estas marcas, “por lo que ordenó su retiro inmediato y alista sanciones” contra las firmas, informó el ente en un comunicado.

El comisionado de la operación sanitaria Álvaro Pérez dijo que salvo que exista "alguna situación de no responsabilidad directa" estas empresas se exponen a multas de entre 10.000 y 85.000 dólares, que deberán ser determinadas en un plazo de entre dos y tres semanas por las autoridades.

Estas serían las primeras multas impuestas a empresas desde que el gobierno mexicano anunció el pasado 15 de julio las restricciones a los anuncios publicitarios de refrescos, botanas, confitería y chocolates en horarios infantiles de televisión y cine para luchar contra el sobrepeso y obesidad que afectan a 30 por ciento de los niños.

La obesidad es uno de los principales problemas de salud en México, un país de más de 118 millones de habitantes, donde un 70 por ciento de sus adultos padecen sobrepeso, según cifras oficiales.

El país latinoamericano, el mayor consumidor de bebidas azucaradas en el mundo con 163 litros per cápita al año, ostenta además la más alta prevalencia de diabetes entre los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Una reforma fiscal aprobada por el Congreso a finales de octubre pasado elevó el impuesto a la comida altamente calórica a un 8 por ciento e impuso un gravamen de un peso (0,07 dólares) por cada litro de refresco vendido.

AFP

Compañero Víctor Eloy Mieles Ospino, Siempre Presente

Compañero Víctor Eloy Miles Ospino, Siempre PresenteSaludo de Sinaltrainal en el homenaje de memoria histórica del Compañero Víctor Eloy Mieles Ospino, realizado en Valledupar – Cesar el 22 de julio de 2014.

La Junta Directiva Nacional y la estructura del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema Agroalimentario “SINALTRAINAL”, saluda a las personas asistentes en éste acto de homenaje a la memoria de nuestro compañero dirigente de Sinaltrainal Víctor Eloy Mieles Ospino, desaparecido, torturado y asesinado el 22 de julio de 1999, junto con su esposa ELVIRA ROSA RAMIREZ PACHECO, frente a las instalaciones de la empresa CICOLAC en el municipio del Copey –Cesar-.

Víctor Eloy Mieles Ospino, dirigente de Sinaltrainal, hijo, hermano, esposo, padre y compañero de lucha, laboró para la Cicolac, una de las empresas del Nestlé S.A., en la ciudad de Valledupar, fue asesinado igual que otros 26 dirigentes de Sinaltrainal, de ellos 13 laboraban para empresas de Nestlé S.A. en Colombia y su vil asesinato hoy se encuentra en la impunidad.

Víctor Mieles, por soñar y luchar por un mundo mejor, fue victimizado por un estado y sus fuerzas represivas sufriendo la  persecución política, la judicialización y detención, amenazas, atentados, fue desplazado, exiliado terminando con su secuestro y posterior asesinato, está sistemática política sufrida por muchos integrantes y dirigentes de Sinaltrainal, se le suma la quema de la sede de Sinaltrainal en Carepa Antioquia por  paramilitares que obligaron a los afiliados a renunciar al sindicato para no ser asesinados, solo para que Sinaltrainal no denuncie las políticas de multinacionales en Colombia como responsables de la violencia, el saqueo de  los recursos naturales, la pobreza, la miseria, el desempleo, la precarización del trabajo, el daño al medio ambiente, la destrucción de la producción nacional, entre otros. 

Con esta política de terror de las multinacionales en Colombia, Nestlé en Valledupar, en el año 2003, intento aniquilar a Sinaltrainal, despidió a todos los trabajadores afiliados a Sinaltrainal a cambio de recibir indemnizaciones en dinero y creó la sociedad DAIRY PARTNERS AMÉRICA MANUFACTURING COLOMBIA LTDA, para precarizar las condiciones laborales y sociales de los nuevos trabajadores y no aplicar los beneficios de la convención colectiva de trabajo, que Víctor Mieles y otros dirigentes contribuyeron a conquistar para que centenares de trabajadores y sus familias tuvieran una mejor calidad de vida, seguir aportándole al desarrollo y bienestar de la región y su población, con proyectos sociales como el Colegio Manuela Beltrán, que sigue funcionando, no obstante los ataques de estado, las empresa y los intentos individuales de quienes pretenden quitarle el colegio a Sinaltrainal y la comunidad por medio de la Justicia burguesa, la misma que no ha castigado a los responsables materiales e intelectuales del asesinado del compañero Víctor Eloy Mieles Ospino  y su esposa ELVIRA ROSA RAMIREZ PACHECO. 

Sinaltrainal a pesar de la sistemática campaña de exterminio de la que somos víctimas, por buscar la  verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición, logramos que El Foro Social Mundial del 2004 en Brasil, declarara el 22 de julio como el Día Internacional contra la política de las multinacionales y hoy en Colombia realizamos la jornada de protesta, en memoria histórica por el asesinato de sindicalistas y todos los luchadores del pueblo, entre ellos Víctor Eloy Mieles Ospino y su esposa Elvira Rosa Ramírez, Héctor Daniel Useche Barón, Isidro Segundo Gil, Avelino Anchicanoy, Adolfo de Jesús Munera, entre otros dirigentes de Sinaltrainal. El 22 de julio de 2008, el Tribunal Permanente de los Pueblos realizado en Bogotá, juzgó y condenó a 26 multinacionales, a varios grupos económicos nacionales y al Estado colombiano, por crímenes de lesa humanidad. 

Sinaltrainal por no encontrar justicia en la justicia Colombia, la busco en los estrados internacionales, para que el mundo conozca los que paso con el pueblo y la clase trabajadora y hemos desarrollado una ofensiva internacional de denuncia para buscar VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN.

En Octubre de 2012, Sinaltrainal presentó ante la Corte Penal Internacional, demanda contra el Estado de Colombia por el asesinato de los sindicalistas.

En septiembre de 2009, Sinaltrainal presento a Nestlé la propuesta de reparación integral, para que sea resuelta y obtener verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Actualmente, el abogado LEONARDO JAIMES MARIN, de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, seguimos el caso por el asesinato del dirigente VICTOR ELOY MIELES OSPINO y su esposa ELVIRA ROSA RAMÍREZ. 

El 6 de Marzo de 2012, SINALTRAINAL presentaron ante la Fiscalía en Suiza una querella contra Nestlé S.A. y varios de sus ejecutivos. Se les acusa de ser responsables del homicidio de Luciano Romero en 2005, por omisión imprudente de medidas de seguridad. Este caso es un precedente histórico puesto que por primera vez en Suiza se solicita la responsabilidad penal de una empresa por hechos cometidos en el extranjero.

En Septiembre de 2013, Sinaltrainal elaboró la propuesta para las víctimas de los sindicalistas para que el Estado reconozca el derecho de las víctimas y no quede en la impunidad la sistemática persecución y exterminio de los sindicalistas, por ser el Estado el garante de proteger la vida, integridad y todos los derechos de la población, por ende es responsable con las víctimas del genocidio que desde hace años se desarrolla en Colombia. 

Sinaltrainal no acepta acuerdos que perpetúen la impunidad e individualicen la responsabilidad, utilizando la reparación como un mecanismo superficial para dejar intacta la estructura de injusticia social, represión y falta de democracia, menos, la ley de punto final de perdón y olvido. No aceptamos que cuando integrantes  del Estado están involucrados en crímenes, se responsabiliza a los individuos y no a las instituciones, otorgándoles ley de perdón y beneficios, como sucede con la ley de justicia y paz, el fuero militar y otras formas de inmunidad, dejando activa toda la estructura de los grupos paraestatales.  

Para evadir su responsabilidad  el Estado pretende que las víctimas aceptemos que la violencia contra sindicalistas y trabajadores se deriva del conflicto armado y aceptemos que es responsable solidariamente con las víctimas, limitándose a declaraciones públicas de perdón e indemnizaciones como fórmula de reparación a cambio de impunidad para proteger a los responsables intelectuales y beneficiarios de los crímenes, cuando está comprobado que el estado y los grupos para estatales (paramilitares) actúan en connivencia y la responsabilidad no puede ser desviada exclusivamente hacia el paramilitarismo. 

Que el Estado repare integralmente las víctimas, pasa por reconocer que el ataque contra el movimiento sindical ha sido sistemático, hace parte de su política por considerarlos contrarios a sus intereses y obedece a los intereses de la oligarquía en el poder. 

Es indignante el tratamiento que se le da a las víctimas, el Estado nos enfrenta con los victimarios sin ninguna para que no se llegue al fondo de la verdad, ni justicia ni reparación; Mientras a los victimarios les otorgan beneficios legales e indultos, reciben amnistías y los incorporan a la vida institucional diluyendo la responsabilidad del Estado. 

El llamado marco jurídico para la paz, la ley de victimas, la ley de tierras, es la estrategia de borrón y cuenta nueva, de perdón y olvido, de  impunidad mientras a los autores intelectuales y materiales y los beneficiarios de los crímenes contra los trabajadores y el movimiento sindical no serán castigados.   

La propuesta del Estado de Reconciliación y Unidad Nacional es parte del borrón y cuenta nueva, por ende agudiza el conflicto social ya que le quita a los trabajadores y a la población sus derechos a través de leyes, a la vez que le otorga mayores garantías y beneficios a los propietarios de las multinacionales y conglomerados nacionales.

La adopción de protocolos internacionales son usados hábilmente por el gobierno como estrategia de impunidad y las empresas se vinculan para simular una conducta respetuosa de los derechos humanos y las víctimas, es el caso de los programas  los Guías Colombia, donde los empresarios adoptan los códigos de ética o principios corporativos, el Pacto Global de las Naciones Unidas, la denominada responsabilidad social empresarial son para limpiar la imagen, ganar el respaldo de la población, acceder al territorio, ganar mercado y consumidores, apoderarse de los recursos naturales y evadir su responsabilidad por el daño causado, profundizar la política de persecución contra los trabajadores y sindicatos, aplicando la más salvaje política de explotación, precarización y desmonte de los derechos. 

Por lo anterior, en el escenario de la ley de víctimas los trabajadores no vamos a obtener verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición, no hay duda que es un diseño para limpiar al Estado de toda responsabilidad. 

El 26 de junio de 2014, el Consejo de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos (CDH) adoptó una resolución estableciendo un grupo de trabajo intergubernamental cuyo mandato consiste en elaborar el borrador de un instrumento legalmente vinculante para obligar a las Empresas Transnacionales a respetar los Derechos Humanos. Tras un intenso debate, veinte Estados-Miembro del Consejo, representando a una población de 3,800 millones de personas, votaron a favor de esta resolución histórica. Lo/as defensore/as de los Derechos Humanos, y las comunidades afectadas por las transnacionales, conjuntamente con diferentes movimientos sociales y redes y campañas, entre ellos, Sinaltrainal, tuvieron un papel clave en esta victoria histórica, para que las multinacionales sean juzgadas por sus crímenes cometidos en diferentes países del mundo y Sinaltrainal no se resigna y no descansaremos hasta conseguir verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición.

Compañero Víctor Eloy Miles Ospino, siempre presente

22 de julio, día mundial contra la guerra de las multinacionales

Dirección Nacional de Sinaltrainal

Los tribunales suizos impiden el acceso a la justicia

Los tribunales suizos impiden el acceso a la justiciaLa responsabilidad de la empresa Nestlé en el asesinato del sindicalista de Sinaltrainal y trabajador de Nestlé, Luciano Romero, queda sin investigar.

English version attached - Version française ci-jointe – deutsche Version hängt an  

Lausanne / Berlín / Bogotá, 1 de Agosto 2014 El Tribunal Federal suizo ha rechazado el recurso de la viuda del sindicalista colombiano de Sinaltrainal y trabajador de Nestlé, Luciano Romero, en una decisión del 21 de julio del 2014 (publicada el 31 de julio). Ella había recurrido contra la decisión de archivar la investigación acerca de la responsabilidad de Nestlé por el asesinato de su marido. El Tribunal Federal confirmó la opinión del ministerio público y del tribunal cantonal que las infracciones eran prescritas. Divergió de la interpretación del Consejo Federal y de una gran parte de la doctrina, quienes consideran la responsabilidad penal de las empresas como un delito continuado – y que, por lo tanto, no habría prescrito en el presente caso. El Tribunal Federal cerró el proceso penal por razones formales. En consecuencia, la cuestión central de la responsabilidad penal de la empresa Nestlé por el asesinato de su empleado queda sin resolver. El abogado colombiano de la viuda, Leonardo Jaimes, declara que: “Debe existir la posibilidad de constatar la responsabilidad penal de una empresa transnacional como Nestlé a través de mecanismos efectivos. En Colombia ya tenemos suficiente impunidad. Hemos esperado más justicia de los tribunales suizos y una señal para la  justicia en nuestro país afín de que investigue a los funcionarios de Nestlé en Colombia.” 

Este proceso emblemático sobre el asesinato de Luciano Romero es el primero en Suiza que plantea la cuestión de la responsabilidad penal de la empresa bajo el artículo 102 CP en el marco de las violaciones de derechos humanos. Al menos la decisión del Tribunal Federal concretiza las expectativas en cuanto a la organización interna de las empresas. El Tribunal explica que las empresas tienen, entre otros, el deber de “definir con claridad las competencias y las responsabilidades internas” y “deben tener planes de trabajo precisos y nominativos”. La cuestión sobre si Nestlé cumplió esos deberes queda abierta y sin investigar. “Suiza debe cumplir con sus obligaciones internacionales de esclarecer e investigar este tipo de hechos y de marcar pautas respecto a los deberes empresariales de gestión del riesgo en cuanto a los derechos humanos”, reclama Wolfgang Kaleck, Secretario General del ECCHR. 

Con la decisión limitante del Tribunal Federal existe ahora la necesidad de reformar la prescripción en esos casos. Si no, en la práctica, las empresas con una estructura orgánica compleja se benefician de investigaciones largas – como lo presenta claramente el presente caso. “El resultado muestra que el sistema judicial suizo todavía no garantiza el acceso a la justicia para las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos cometidos por empresas. Si no se puede garantizar ese acceso, hay que reformar las leyes,” dice el abogado suizo de la viuda, Marcel Bosonnet. 

En vista de los ataques continuos a sindicalistas en Colombia este caso habría tenido gran importancia a la hora de aclarar la responsabilidad de la empresa. En una zona de conflicto como Colombia, Nestlé tiene que garantizar la seguridad de sus trabajadores y no agudizar la situación de riesgo de los sindicalistas. Esto se deriva de sus deberes como garante y de diligencia debida que se deducen de las guías y reglas internacionales de la ONU y de la OCDE respecto a las obligaciones empresariales en cuanto a derechos humanos. Sin embargo, la realidad es distinta: en Colombia los sindicalistas sufren amenazas de muerte y persecuciones permanentes. Por ahora, 15 sindicalistas de Sinaltrainal que trabajaban para Nestlé fueron asesinados. Recientemente, en noviembre de 2013, otro trabajador de Nestlé fue asesinado mientras que se realizaba una huelga de hambre en exigencia del cumplimiento de los derechos laborales y de la libertad sindical de Sinaltrainal. En junio de 2014, hubo un atentado contra el vicepresidente de Sinaltrainal Seccional Bugalagrande. Tal como en el caso de Luciano Romero, los gerentes colombianos de Nestlé estigmatizaron la protesta. La central de Nestlé en Suiza no lo impidió. El presidente del sindicato Sinaltrainal, Javier Correa, considera que “debe haber una instancia para acudir en la búsqueda de justicia. Esta decisión afianza la represión que simultáneamente sigue contra nuestro trabajo sindical. Es un deber de la justicia hacer su trabajo y constatar la responsabilidad de las empresas transnacionales por las violaciones de los derechos humanos” 

ECCHR, el sindicato colombiano Sinaltrainal y los abogados suizos y colombianos de la viuda ahora están analizando otras opciones jurídicas, como por ejemplo una demanda al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos. El caso de Luciano Romero como un ejemplo de la persecución sistemática de sindicalistas en Colombia se presentó además ante la Corte Penal Internacional en La Haya. La justicia colombiana lo tipificó explícitamente como crimen de lesa humanidad.

Más información en:

http://www.ecchr.de/nestle-519.html y http://sinaltrainal.org/index.php/empresas20/nestlé19 

Por favor contactar:

ECCHR: +49 (0)30 4004 8590, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Abogado suizo de la viuda: Marcel Bosonnet, +41 (0)44 261 90 68, cel.: +41 (0)76 376 49 12, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sindicato colombiano Sinaltrainal: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El Proceso: 

El poder judicial suizo debe investigar el caso Nestlé

Acusación contra Nestlé irá a Tribunal Federal

Nestlé no tiene que temer a la justicia suiza

El juicio contra Nestlé se celebrará en Vaud

Fiscalía Suiza decide continuar la denuncia penal contra NESTLÉ

Asesinato de sindicalista colombiano abre debate jurídico en Suiza

Caso Nestlé: Querella por Homicidio de un sindicalista colombiano 

ECCHR - Boletin especial (723.1 kB)

***********

La justice suisse dénie l’accès à la justice

La responsabilité de l’entreprise Nestlé dans l’assassinat du syndicaliste de Sinaltrainal et travailleur de Nestlé en Colombie, Luciano Romero, reste non résolue.

Lausanne / Berlin / Bogotá, 1er août 2014 Le Tribunal fédéral suisse a rejeté le recours de la veuve du syndicaliste de Sinaltrainal et travailleur de Nestlé en Colombie, Luciano Romero, par une décision du 21 juillet 2014 (publiée le 31 juillet). Elle avait recouru contre la décision de ne pas ouvrir d’enquête sur la responsabilité de Nestlé dans l’assassinat de son mari. Le Tribunal fédéral a confirmé la décision du Ministère public et du Tribunal cantonal que le délai de prescription de l’action pénale contre l’entreprise Nestlé avait été acquis. Il s’est ainsi prononcé contre l’avis du

Conseil fédéral et d’une grande partie de la doctrine, selon lequel la responsabilité de l’entreprise est une infraction continue- et n’était alors pas prescrite. Le Tribunal fédéral a donc mis fin à la procédure pour des raisons formelles. La question centrale de la responsabilité pénale de l’entreprise Nestlé dans l’assassinat de son employé reste ainsi non

résolue. Selon l’avocat colombien de la veuve, Leonardo Jaimes : « Il doit exister la possibilité de constater la responsabilité pénale d’une entreprise transnationale comme Nestlé au travers de mécanismes effectifs. En Colombie, l’impunité qui réside est conséquente. Nous avons espéré davantage des tribunaux suisses et un signal pour la justice dans notre pays afin qu’elle enquête sur les directeurs de Nestlé en Colombie. »

L’assassinat de Luciano Romero est la première affaire en Suisse qui soulève la question de la responsabilité pénale des entreprises, sous l’angle de l’article 102 CP, de respecter les droits de l’homme. La décision du Tribunal fédéral concrétise pour le moins les attentes envers les entreprises en ce qui concerne leur organisation interne. Le tribunal explique que les entreprises ont le devoir de « définir de manière claire les postes, les compétences et les responsabilités » au sein de l’entreprise et qu’elles doivent « tenir des plans de travail nominatifs précis ». La question de savoir si l’organisation interne de Nestlé répond à ces conditions reste donc ouverte et n’a fait l’objet d’aucune enquête. « La Suisse se doit de respecter ses obligations internationales d’éclairer et enquêter ce genre de faits. Elle doit établir des standards clairs pour les entreprises en ce qui concerne la gestion du risque de violation des droits de l’homme », affirme Wolfgang Kaleck, Secrétaire général du ECCHR.

Avec cette décision, il est nécessaire de repenser la prescription de l’action pénale à l’encontre des entreprises. Dans le cas contraire, les entreprises qui ont une structure corporative complexe, comme en l’espèce, continueront de profiter de la prescription en raison de la longueur des enquêtes. « Le résultat démontre que le système suisse ne garantit toujours pas l’accès à la justice pour les victimes des violations graves des droits de l’homme commises par des entreprises. Si le système judiciaire ne peut le garantir, alors il est nécessaire de le réviser », avance l’avocat suisse de la veuve, Marcel Bosonnet. 

Au vu des attaques permanentes contre les syndicalistes en Colombie, l’ouverture d’une enquête en Suisse aurait été un signal fort pour clarifier la responsabilité de l’entreprise. Dans une zone de conflit comme la Colombie, Nestlé doit garantir la sécurité de ses employés et minimiser les risques auxquels ils sont confrontés. Ceci découle de sa position de garant et de son devoir de diligence qui sont prévus par les standards internationaux de l’ONU et de l’OECD en ce qui concerne l’obligation des entreprises de respecter les droits de l’homme. La réalité est bien différente : les syndicalistes souffrent des menaces de mort et des persécutions de manière permanente. À ce jour, au moins 15 syndicalistes de Sinaltrainal qui travaillaient pour Nestlé ont été assassinés. Dernièrement, en novembre 2013, un autre travailleur de Nestlé a été assassiné alors qu’une grève de la faim était menée pour exiger le respect des droits des travailleurs et de l’exercice de la liberté syndicale. En juin 2014, un attentat a été commis contre le vice-président de la section Bugalagrande de Sinaltrainal. Comme dans le cas de Luciano Romero, les personnes dirigeantes de Nestlé en Colombie ont stigmatisé les syndicalistes. La maison-mère de Nestlé en Suisse ne les a pas sanctionnées. Le président du syndicat Sinaltrainal, Javier Correa estime qu’: « un moyen d’accéder à la justice doit être prévu. Cette décision encourage la répression qui sévit contre notre travail syndical. C’est un devoir de la justice de faire son travail et de constater la responsabilité des entreprises transnationales lorsqu’elles violent les droits de l’homme. » 

Le ECCHR, le syndicat Sinaltrainal y les avocats suisses et colombiens de la veuve envisagent de nouvelles voies juridiques, comme par exemple une requête auprès de la Cour européenne des Droits de l’Homme. Le cas de Luciano Romero, exemple de la persécution systématique des syndicalistes en Colombie, a par ailleurs été présenté à la Cour pénale internationale à La Haye et a été qualifié explicitement de crime contre l’humanité par la justice colombienne.

Pour davantage d’informations http://www.ecchr.de/nestle-518.html

Veuillez contacter:

ECCHR: Tel.: +49 (0)30- 4004 8590, Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Avocat suisse: Marcel Bosonnet, Tel.: +41 (0)44 261 90 68, Mobile: +41 (0)76 376 49 12,

Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Syndicat colombien Sinaltrainal: Président Javier Correa, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Swiss Judiciary declines access to justice

The responsibility of the company Nestlé for the murder of the Colombian Sinaltrainal trade unionist and Nestlé-worker Luciano Romero remains unclear.

Lausanne / Berlin / Bogotá, 1 August 2014 The Swiss Federal Supreme Court dismissed the appeal of the Swiss widow of the assassinated Colombian Sinaltrainal trade unionist and Nestlé-worker Luciano Romero in its decision of 21 July 2014 (published on 31 July). She had appealed against the closing of the investigations into the responsibility of Nestlé for the murder of her husband. The Federal Supreme Court confirmed the legal reasoning of the prosecutor’s office and the Cantonal Court, that the investigations were statute-barred. It thereby departed from the interpretation of the Federal Council and great parts of the literature that it is a continuing offence – which, hence, would not be statute-barred in the present case. It brought the proceeding to an end on formal grounds. The real issue of the responsibility of the company  Nestlé for the assassination of one of its workers remains unexamined. The Colombian lawyer of the widow, Leonardo Jaimes, demands: “It must be possible to assert the responsibility of transnational companies such as Nestlé through effective mechanisms. In Colombia enough impunity has prevailed. We had hoped for more justice in Switzerland and a sign, which compels the Colombian criminal justice system to investigate the Nestlé managers in Colombia.” 

This paradigmatic proceeding regarding the murder of Luciano Romero posed, for the first time in Switzerland, the question of corporate criminal responsibility under article 102 of the Criminal Code in cases of human rights violations. At least the Federal Supreme Court clearly defined the requirements for companies. It stated that companies must provide inter alia “a clear description and separation of competencies and responsibilities” as well as “concrete and assigned work plans within the company”. Whether Nestlé complied with this duty, still remains open and uninvestigated due to the dismissal of the appeal. “Switzerland must comply with its international obligations to investigate facts of this kind and set clear standards for corporate duties with regard to human rights risk management”, demands Wolfgang Kaleck, General Secretary of ECCHR. 

With the restrictive interpretation of the Federal Supreme Court there is now a need to reform the statute of limitations. Otherwise in practice companies with complex organizational structures will profit from long investigations – as is apparent in this precedent. „The result shows that the Swiss justice system thus far has not granted access to justice for victims of grave human rights violations committed through corporations. Therefore, the laws should be reformed in order to make this possible”, says the Swiss lawyer of the widow, Marcel Bosonnet. 

In view of the continuing attacks on trade unionists in Colombia it would have been an important signal to clarify the responsibility of a company. In conflict zones such as Colombia, Nestlé must guarantee the security of its workers and may not aggravate the hazardous situation of trade unionists. This follows from its guarantor and due diligence obligations, which are elaborated in international guidelines by the UN and the OECD with respect to the corporate human rights obligations. The reality is different: Trade unionists constantly suffer death threats and attacks. To date 15 Sinaltrainal trade unionists, who had worked for Nestlé, have been murdered. Most recently, in November 2013 a Nestlé worker was shot during a hunger strike for the enforcement of workers’ rights and the freedom of the Sinaltrainal trade union. In June 2014 there was an assassination attempt on the Vice President of the Bugalagrande section of the Sinaltrainal Trade Union. As in the case of Luciano Romero, the latest murder in November was also preceded by stigmatizations by the Colombian Nestlé management which had not been prevented by the company’s Swiss headquarters. The President of the Sinaltrainal trade union declares, “there must be authorities which we can turn to in our search for justice. This decision consolidates impunity and reinforces the continuing repression of our trade union work. It is the duty of the justice system to do its job and assert the responsibility of corporations for human rights violations.” 

ECCHR, the Colombian trade union, Sinaltrainal, as well as the Swiss and Colombian lawyers of the widow are assessing further legal steps, such as a complaint to the European Court of Human Rights. The case of Luciano Romero was submitted to the International Criminal Court in The Hague, as one example of the systematic persecution of trade unionists in Colombia. In Colombian criminal proceedings, the murder was qualified as a crime against humanity. 

More information under: http://www.ecchr.de/nestle-518.html 

For more information please contact:

ECCHR: Tel.: +49 (0)30- 4004 8590, Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Swiss lawyer of the widow: Marcel Bosonnet, Tel.: +41 (0)44 261 90 68, Mobile: +41 (0)76

376 49 12, Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Colombian trade union Sinaltrainal: President Javier Correa, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Schweizer Justiz verweigert Gerechtigkeit

Die Verantwortung des Unternehmens Nestlé für die Ermordung des kolumbianischen Sinaltrainal-Gewerkschafters und Nestlé-Arbeiters Luciano Romero bleibt ungeklärt. 

Lausanne / Berlin / Bogotá, 1. August 2014 Das Schweizer Bundesgericht hat die Beschwerde der Witwe des ermordeten kolumbianischen Gewerkschafters von Sinaltrainal und Nestlé-Arbeiters Luciano Romero mit Urteil vom 21. Juli 2014 (veröffentlicht am 31. Juli) abgelehnt. Diese hatte sich gegen die Einstellung der Ermittlungen zur Verantwortlichkeit von Nestlé für die Ermordung ihres Ehemannes gewehrt. Das Bundesgericht bestätigte die Rechtsauffassung der Staatsanwaltschaft und des Kantonalgerichts, dass die Straftaten verjährt seien. Damit wich es von der Interpretation des Bundesrates und weiten Teilen der Literatur ab, dass es sich um ein  Dauerdelikt handelt – das mithin im vorliegenden Fall nicht verjährt wäre. Das Bundesgericht beendete das Verfahren aus formellen Gründen. Daher bleibt die eigentliche Frage nach der Verantwortlichkeit des Unternehmens Nestlé für die Ermordung seines Arbeiters weiterhin ungeklärt. Der kolumbianische Anwalt der Witwe, Leonardo Jaimes, fordert: „Es muss möglich sein, die Verantwortung von transnationalen Unternehmen wie Nestlé durch effektive Mechanismen festzustellen. In Kolumbien herrscht genug Straflosigkeit. Wir hätten uns von der Schweiz mehr Gerechtigkeit erhofft und ein Zeichen an die kolumbianische Justiz, damit diese gegen die Nestlé-Manager in Kolumbien ermittelt.“ 

Dieses paradigmatische Verfahren zur Ermordung von Luciano Romero warf zum ersten Mal in der Schweiz die Frage der Unternehmensstrafbarkeit nach Art. 102 StGB in Fällen von Menschenrechtsverletzungen auf. Immerhin konkretisiert das Bundesgericht die Anforderungen an Unternehmen. Es hält fest, dass Unternehmen unter anderem für „eine

klare Beschreibung und Verteilung von Zuständigkeiten und Verantwortungen“ sowie „konkrete und namentliche Arbeitspläne innerhalb des Unternehmens“ sorgen müssen. Ob Nestlé diese Pflicht erfüllt hat, bleibt aufgrund der ablehnenden Entscheidung dennoch offen und unermittelt. „Die Schweiz muss ihren internationalen Verpflichtungen zur Aufklärung von  solchen Sachverhalten nachkommen und klare Maßstäbe für die unternehmerischen Pflichten des menschenrechtlichen Risikomanagements setzen“, verlangt Wolfgang Kaleck, Generalsekretär des ECCHR.

Mit dieser einschränkenden Entscheidung des Bundesgerichts besteht nun Reformbedarf im Hinblick auf die Verjährungsfristen. Sonst profitieren in der Praxis Unternehmen mit komplexen organisatorischen Strukturen von langen Ermittlungen – wie in diesem Präzedenzfall deutlich wird. „Das Ergebnis zeigt, dass die Schweizer Justiz bislang Opfern von schweren Menschenrechtsverletzungen, die durch Unternehmen begangen wurden, keinen Zugang zu Recht gewährt. Daher sollten die Gesetze reformiert werden, um dies zu ermöglichen“, sagt der Schweizer Anwalt der Witwe, Marcel Bosonnet. 

In Anbetracht der fortdauernden Angriffe auf Gewerkschafter in Kolumbien wäre es ein wichtiges Signal gewesen, die Verantwortung des Unternehmens klarzustellen. Nestlé muss in solch einer Konfliktzone für die Sicherheit seiner Arbeiter sorgen und darf die Gefahrensituation der Gewerkschafter nicht verschärfen. Dies ergibt sich aus seinen

Garanten- und Sorgfaltspflichten, die durch internationale Richtlinien der UNO bzw. der OECD bezüglich der menschenrechtlichen Verpflichtungen von Unternehmen näher ausgestaltet werden. Die Realität ist eine andere: Gewerkschafter in Kolumbien sind permanent Todesdrohungen und Übergriffen ausgesetzt. Bislang wurden 15 Sinaltrainal- Gewerkschafter, die für Nestlé arbeiteten, ermordet. Zuletzt wurde im November 2013 ein Nestlé-Arbeiter während eines Hungerstreiks zur Durchsetzung von Arbeitsrechten sowie der Gewerkschaftsfreiheit Sinaltrainals erschossen. Im Juni 2014 fand ein Attentat auf den Vizepräsidenten der Gewerkschaft Sinaltrainal der Sektion Bugalagrande statt. Wie im Falle Luciano Romeros waren der Ermordung im November ebenfalls Stigmatisierungen durch das kolumbianische Nestlé-Management vorhergegangen, die die Konzernzentrale in der Schweiz nicht unterband. Der Präsident der Gewerkschaft Sinaltrainal, Javier Correa, meint, „es muss Instanzen geben, an die wir uns bei der Suche nach Gerechtigkeit wenden können. Diese Entscheidung festigt die Straflosigkeit und verstärkt die fortdauernde Repression gegen unsere Gewerkschaftsarbeit. Es ist die Pflicht der Justiz, ihre Arbeit zu machen und die Verantwortlichkeit von Unternehmen für Menschenrechtsverletzungen festzustellen.“  

ECCHR, die kolumbianische Gewerkschaft Sinaltrainal sowie die Schweizer und kolumbianischen Anwälte der Witwe prüfen nun weitere rechtliche Schritte, wie z.B. eine Beschwerde zum Europäischen Gerichtshof für Menschenrechte. Der Fall Luciano Romero als ein Beispiel der systematischen Verfolgung von Gewerkschaftern in Kolumbien liegt zudem dem Internationalen Strafgerichtshof in Den Haag vor. In kolumbianischen Strafverfahren wurde die Tat ebenfalls als Verbrechen gegen die Menschlichkeit qualifiziert.  

Weitere Informationen unter: www.ecchr.de/nestle.html  

Für weitere Informationen kontaktieren Sie bitte: ECCHR: Tel.: +49 (0)30- 4004 8590, Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. Schweizer Anwalt der Witwe: Marcel Bosonnet, Tel.: +41 (0)44 261 90 68, Mobile: +41 (0)76 376 49 12, Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. Kolumbianische Gewerkschaft Sinaltrainal: Präsident Javier Correa, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Semana Cultural Por La Memoria Y Contra El Olvido

A un pájaro infinitoHéctor Daniel Useche Beron, entreñable compañero y amigo, asesinado en Bugalagrande - Valle del Cauca, el 22 de julio de 1986. Héctor Daniel trabajaba para Nestlé, multinacional suiza en la que se desarrollaba al momento de su asesinato un fuerte conflicto laboral con Sinaltrainal.
 
El asesinato de “pájaro” hasta el día de hoy no se tienen resultados claros que terminen con la impunidad, pero si existe el COLECTIVO POR LA MEMORIA Y CONTRA EL OLVIDO HECTOR DANIEL USECHE BERON y el día internacional de la lucha contra las transnacionales que se celebra el 22 de julio a nivel mundial en honor a la memoria de los muertos que han dejado a su paso las grandes firmas que supuestamente están comprometidas con nuestro bienestar. (David Potes). Alguien llamado Héctor Daniel Useche Berón.

Semana Cultural Por La Memoria Y Contra El Olvido Héctor Daniel Useche Berón. 21 al 27 de Julio de 2014

Programación:

A un pájaro infinito

*************

El Documental "A UN PAJARO INFINITO" para compartir con la comunidad internacional, la memoria histórica de Héctor Daniel Useche Berón en términos de su ser sindical, cooperativo, cívico, deportivo y visionario. El ejemplo de Héctor, su legado político constituye la base de lo que somos nosotros, si algo queda y no nos disolvemos inevitablemente en el olvido.

Documental: http://www.youtube.com/watch?v=6SvOXir4bUs